Resumen de un fin de semana de Leyenda en Cantalejo

Más de 9.000 amigos pudieron disfrutar de un fin de semana de motos en la concentración invernal La Leyenda Continúa celebrada en la localidad briquera.

Los amantes de los viajes en moto se juntaron en Cantalejo por quinto año consecutivo para celebrar la concentración invernal La Leyenda Continúa. Un magnífico complejo deportivo unido a un gran pinar ha sido de nuevo el nido de muchos motoristas que rodaron con su moto para disfrutar de los amigos y las hogueras.

Desde el días antes del comienzo del evento ya se veían las tiendas de los más madrugadores instaladas en el pinar de Cantalejo. Venían con la misma ilusión que les hizo llegar hasta La Leyenda Continúa la primera vez aunque ya llevarán encima unas cuantas ediciones. Ya el jueves y el viernes la zona de acampada se empezó a llenar de moteros y hogueras, las charlas al calor de la lumbre se multiplicaban a lo largo de todo el pinar y el ambiente comenzaba a tomar ese aroma que tanto gusta a todos aquellos que viajan hasta la localidad briquera sin importar los kilómetros que los separan de sus casas.

Uno de los aspectos diferenciadores de esta concentración es la implicación con toda la comarca. Las salidas a los pueblos amigos comenzaban el viernes por la mañana con la ruta hasta Carrascal del Rio donde los motoristas y curiosos pudieron degustaban un una buena sopa castellana mientras visitaban la antigua fragua en funcionamiento.

Ya por la tarde tocaba la cita anual en Turégano para celebrar el ‘Saludo a los Motoristas del Mundo’, uno de los actos destacados dentro de esta concentración invernal La Leyenda Continúa. La puesta en escena supero lo esperado y es que este año además de contar con las ya tradicionales antorchas y farolillos en el Castillo de la localidad, se pudo disfrutar de un espectáculo pirotécnico en la Plaza Mayor.

Foto de Conchi Ares

Durante todo el día, en la Carpa Social, se celebraron diferentes charlas de motoviajeros y organizadores de grandes viajes por todo el mundo, conferencias, coloquios con proyecciones y presentaciones de libros.

Por la tarde pudimos contemplar la llegada de los motoristas más atrevidos de esta concentración, los integrantes del Desafío 2020 que surcaron las carreteras de medio país a lomos de sus Derbi Variant, Vespas Clásicas y sus ciclomotores de 50cc. Toda una proeza que tuvo su reconocimiento a su llegada al nido briquero.

Durante la noche la música en la Plaza de La Leyenda fue protagonista con los conciertos y el buen ambiente generado en El Hoyal de Cantalejo. La celebración del año nuevo motero fue uno de los puntos fuertes de esa fría noche. En la zona de acampada, decenas de hogueras eran testigo de las muchas charlas entre amigos que compartían viandas y bebida para entrar en calor disfrutando de buena compañía.

Si hay alguna palabra que defina esta acampada es la de educación. Era muy difícil el encontrarse un papel por pequeño que fuese en el suelo y, la camaradería y el intercambio de comida y bebida es lo habitual, puedes acercarte a cualquier hoguera que serás bien recibido, el problema será el marcharse.

Constantino Suárez – Integrante del motoclub La Leyenda Continúa

El sábado por la mañana los motoristas volvían a subirse a sus máquinas para desplazarse a otro de los pueblos amigos de esta concentración, la localidad de Sacramenia. Allí se pudo disfrutar de la ya tradicional exhibición de el gran Emilio Zamora que con su Stunt-Show nos viene año tras año sorprendiendo con nuevos e inverosímiles ejercicios, a los mandos de sus motos del equipo Ducati oficial de Stunt.

Esta exhibición de Stunt se repitió por la tarde en Cantalejo celebrando así los veinte años que Emilio Zamora lleva a los mandos de su motos haciendo piruetas imposibles. Con una muy buena asistencia de público Emilio sorprendió a los asistentes con su habilidad encima de la moto entre niebla y humo.

A las nueve de la noche tuvo lugar el emotivo ‘Desfile de Antorchas’ con el que los motoristas rinden homenaje a los amigos fallecidos en accidente, con especial recuerdo para los más allegados. Un acto de respeto, sin acelerones ni pitidos, solo luz y silencio. Los farolillos se mezclaron con las estrellas simbolizando así el recuerdo a todos estos amigos perdidos.

Aquí no ves ni un solo acelerón, se come y se habla de viajes en moto

Motorista procedente de Cantabria

Los motoristas volvieron a la zona de acampada para disfrutar de esta última noche, de esas últimas hogueras y charlas con amigos que año tras año se ven en Cantalejo.

Tras una noche fría, el domingo tocaba recoger para emprender el viaje de vuelta a casa. Un viaje que con mucha pena siempre hay que hacer para poder empezar la cuenta atrás de la próxima edición de La Leyenda Continúa.

Qué largo es un año… y qué rápido pasa un fin de semana largo, contando los días para volver a reunirnos los amigos, ojalá en 2021 no nos falte ninguno.

Paco García

Más información de La Leyenda Continúa 2020

Suscríbete a Viloriosierte.com

Date de alta en nuestro boletín y entérate rápidamente de las últimas noticias de Cantalejo y su comarca.

Te puede interesar...

Síguenos en redes sociales

1,911FansMe gusta
550SeguidoresSeguir
428SeguidoresSeguir