Pensamientos de una Siona: ¿De qué peña eres?

Da igual verano que invierno, otoño que primavera, en el pueblo siempre perteneces a alguna peña. Cuando volvía a Madrid después de cada verano, me tocaba explicar qué era una peña. Ese concepto que no se limita a un espacio, sino que representa un sentimiento, una unión.

“Las chicas de mi peña”, “fuimos con los de la peña de…”, “estuvimos todos los de la peña”, “tenemos cena de peña”, “se casa el primero de la peña”, frases que seguro a más de uno no solo les suena, sino que también las pronuncia a menudo.  

Y es que, ¿qué significa ser de una peña? Os contaré qué significa para mí. Tener peña y ser de una peña significa ser parte de algo, formar y crear lazos que en muchas ocasiones son para siempre. 

Ser parte de una peña significa saber que puedes contar con sus integrantes, es saber que cuando tu vida duele, están ahí para hacértela un poco más agradable. Contar con una peña es saber que da igual el tiempo que pase, que están. Quizás no hables con todos sus integrantes a diario y es más que posible que no compartas tiempo ni espacio a menudo con ellas y ellos, pero cuando surge el motivo y el evento, la peña es piña y la complicidad sigue intacta

Pensaréis, hay gente que en un punto de su vida considera que su peña ya no es su peña, que necesita un cambio y lo lleva a cabo. Y qué bonita la vida que da siempre oportunidades a todos para encontrar su lugar, su peña, su complicidad. 

No importa el tiempo, sino la calidad, importan los momentos vividos y los que están por vivir. Importa la unión, estemos cerca o lejos, importa el saber que están y que tú estarás también. 

¿Y qué me decís de cuando dos peñas son casi una? Complicidad por dos. La conexión entre grupos es muchas veces evidente e inevitable. A veces por edad, a veces por gustos, a veces por parentesco, da igual el motivo, es una suerte poder disfrutar de dos, tres, cuatro peñas, cuantas más mejor. 

Me emociona ver cómo las peñas perduran en el tiempo. Con pocos o muchos integrantes, pero ahí siguen, dando motivos para seguir creyendo en la unión. Que siguen quedando cada 14 de agosto par cenar, para desfilar o para bailar en la plaza. Ver que se van uniendo nuevos y pequeños integrantes, que la peña y la piña crecen. 

No entraré a valorar los nombres de las peñas, eso daría para un capítulo nuevo. Dejadme únicamente decir que soy parte de una peña que tú, lector, seguramente también, y debemos cuidar siempre a la peña, la piña, la unión

Disculpad mi ausencia, la vida a veces te da una vuelta y necesitas tiempo para reencontrarte y recuperar la inspiración. 

Y tú, ¿de qué peña eres?

Suscríbete a Viloriosierte.com

Date de alta en nuestro boletín y entérate rápidamente de las últimas noticias de Cantalejo y su comarca.

Te puede interesar...

Síguenos en redes sociales

1,917FansMe gusta
638SeguidoresSeguir
425SeguidoresSeguir