Gran fin de semana en la Ermita de Cantalejo

La Virgen del Pinar salió a la calle arropada por los briqueros, que rezaron, danzaron y agradecieron delante de su patrona.

Fin de semana de fervor y fiesta en la Ermita de Cantalejo en honor de la patrona de la localidad, la Virgen del Pinar, que el pasado domingo y lunes salió a la calle arropada por los briqueros, que rezaron, danzaron y agradecieron delante de su patrona.

Como es habitual, cientos de vecinos de Cantalejo y localidades aledañas acudieron a ‘La Ermita’ para disfrutar de una gran fin de semana, el ambiente de los chiringuitos y las atracciones para los más jóvenes. El buen tiempo ha sido uno de los factores de esta gran afluencia de gente a la pradera del pequeño templo briquero.

Ermita de Cantalejo

El domingo se ha celebró la primera procesión en torno a la ermita del Pinar, la llamada ‘corta’, protagonizada por los quintos, que sacaron en andas a la Virgen, aunque no durante todo el recorrido, ya que se subastan los palos para trasladar la talla.

El lunes, el día propio de la celebración, se llevó a cabo otra procesión, la ‘larga’, donde cientos de personas bailaban las jotas al son de las dulzainas y los tamboriles.

Ermita de Cantalejo

La fiesta de la Ermita de Cantalejo se terminaba con la subida a Santa Bárbara y San Gregorio, realizada por los quintos, y la más simbólica, la subida de la Virgen del Pinar. Muchas emociones fueron las vividas en estos momentos simbólicos de esta romería

Ahora a los briqueros les toca un largo año para poder volver a la pradera a disfrutar con amigos y vecinos de estos momentos tan importantes para ellos. Para muchos esta fiesta es una de las mejores del año por el ambiente y el lugar donde se desarrolla.

¡Viva la Virgen del Pinar!