Encierros de Cuéllar 2019, jueves 29

Un último encierro muy peligroso deja un amargo sabor de boca en el fin de las fiestas de Cuéllar.

El último de los Encierros de Cuéllar 2019 con novillos de Simón Caminero, protagonizaban un peligroso encierro que se ha cobrado la vida humana de un hombre de 62 años de edad, vecino de Cuéllar.

Desde los corrales del Cega ya se preveía un encierro complicado por la manera en la que salieron los astados en los primeros metros con dos novillos desviándose a la izquierda. El traslado por le campo fue rápido, muy complicado y disgregado hasta la zona de Las Maquinas.

Un encierro en el que los primeros bueyes y dos de las reses entraban a las calles de la villa pasadas las 9 de la mañana generando alarma entre los centenares de espectadores que esperaban su llegada, prevista para las 9.30 horas. La expectación en los corredores y el temor entre los danzantes que a esa hora bailaban la tradicional Rueda en la plaza de los Coches también fue palpable.

Así pasadas las 9.00 horas tres toros y cinco bueyes han llegado al recorrido urbano con media hora de antelación. Después ha entrado el segundo grupo con el resto de la manada, quedándose descolgado el número 10, que es el que ha generado peligro en el tramo medio de El Embudo corneando al vecino de Cuéllar que finalmente ha fallecido.

En las calles, dos de las reses han embestido contra las talanqueras durante casi todo el recorrido incluido algún escaparate de un establecimiento situado en la calle del recorrido. El novillo más rezagado, autor de los incidentes en el embudo, entraba en las calles muy lentamente sin apenas poder avanzar. Siguiendo el protocolo se optó por cubrir al astado con lonas y sedarlo para trasladarlo a la plaza de toros en un camión.

Te puede interesar...