Permítanme un relato corto esta vez, hay ocasiones que con pocas palabras se dice mucho.

[adsense]

Que no, que no los hay. No hay huevos a… Si estoy segura de algo es de que todos los desastres de la humanidad y los mayores logros han empezado con un “no hay huevos” o similar.

Y es que basta con decir que alguien no es capaz de algo, para que los súper poderes se junten con la valentía (o inconsciencia) y tal combinación tenga como resultado el logro o desastre propuesto. ¿Os suena de algo?

El ser humano es así, va contra lo que no se debe, no se puede o está prohibido hacer. Rebeldía constante. Quizás algo de la grandeza del ser humano tiene que ver con no conformarse, aunque no siempre enfocado hacia la buena dirección.

 

[box] No hay huevos a comerte un pez vivo. Los hay… ¿y después? ¿Cómo lo explico?[/box]

[box] No hay huevos a beberte un combinado en un solo trago. Los hay… ¿y después cómo aguanto la melopea? Seguramente con otro combinado.[/box]

[box] No hay huevos a cortar un pino con un hacha. Los hay… ¿y después que hago con el pino? ¿Y con el hacha? ¡Más madera! (Hermanos Marx)[/box]

[box] No hay huevos a salir a la vaquilla en estado cuestionable. Los hay… ¿y qué hago con este dolor de tobillo? Vendaje compresivo al canto.[/box]

[box] No hay huevos a ponerse el traje de la primera comunión para ir al Zurracapote. Los hay… ¿y cómo quitamos las manchas? Si no hay traje, no hay manchas.[/box]

[box] No hay huevos a subirse a bailar claqué encima de tu coche. Los hay… ¿y qué hago con un coche abollado? Tuning express[/box]

[box] No hay huevos a tirar tu propia zapatilla encima de un camión. Los hay… ¿y qué hago con una zapatilla sola ya que el camión arrancó y se fue? Cojo a casa.[/box]

 

El “no hay huevos” aporta muchas risas, muy buenos momentos la verdad.

Pensemos en nuestro alrededor para encontrar momentos valientes (yo solo he tenido que pensar 5 minutos para que me vinieran unas cuantas heroicidades).

Pero creo firmemente que el “no hay huevos” debería de extenderse a un plano más profundo. A un plano donde la heroicidad tenga aún más sentido. Donde, como decía Joaquín Sabina, “ser valiente no salga tan caro”.

Y ahora digo yo… No hay huevos a no tener huevos. No hay huevos a no hacer actos vandálicos. No hay huevos a vivir y dejar vivir. No hay huevos a no portarse mal. No hay huevos a respetar. No hay huevos a no juzgar. No hay huevos a la libertad de expresión y pensamiento. No hay huevos a la vida plena. No hay huevos a ser felices.

No hay huevos, ¿o sí?

 

Pensamientos de una Siona: en Cantalejo no hay huevos

 

En Cantalejo no hay huevos
3.3 (65.71%) 7 votos

Loading Facebook Comments ...