En Cantalejo, como en la mayoría de pueblos, se dan una serie de situaciones que son universalmente conocidas.

Unas situaciones que todos y cada uno de nosotros hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas. Aterva la lista y veras como te conoces todas y cada uno de ellas…

No tener frenos en la bici, frenar con la zapatilla y oír a tu madre: ¡¡¡Tú sigue, sigue!!! ¡¡¡Qué no te voy a comprar otras!!!

Cuántas veces hemos oído decir a nuestras madres esta frase cuando salíamos con la bici sin frenos y aminorabamos la marcha con la zapatilla… Un clásico de los clásicos en Cantalejo y casi todos los pueblos de la geografía española.

Alguna vez te ha despertado por la mañana una furgoneta diciendo ¡3 melones 5 euros!

Seguro que más de uno lo recuerda bien cuando llegas de fiesta un domingo por la mañana pasa el melonero por la calle y piensas… ¿Por qué? ¡Es domingo dejame dormir! Creo todos los jóvenes del pueblo agradecerían que el día del melón fuera otro sin lugar a duda. Justo cuando empiezas a pillar la posturita y los ojos comienzan caer… ¡Zas! ¡El melonero! ¡3 melones por 5 euros oiga! #odioeterno

En el pueblo puedes hacer lo que quieras, cierto; y que tu madre se va a enterar, cierto también.

No esperamos que se enteren pero si, se enteran. Aunque no lo hagan de manera intencionada en muchas ocasiones pero la realidad es que se enteran de todo. Es poner un pie en calle y la información llega a su mente. Ni Sherlock Holmes…

No sabemos salir un poco solo, hay que salir bien o no se sale.

“Yo para salir asi no salgo”. Multitud de veces se oye esta frase en las peñas briqueras estoy seguro. Esto es debido a que en el pueblo… no sabemos salir “de tranki”. Porque en el pueblo volver antes de las 3:00h a casa no es salir de fiesta, es ir a cenar.

Llamar a tu amigo a voces como si el portero de casa estuviera roto.

Ir a buscar a tu amigo a casa y liarte a dar voces como un descosido para que baje de una vez porque llegais tarde. Esta situación se esta perdiendo pero seguro que tambien lo has hecho alguna vez, aunque sea por tocar las narices y que le echen la bronca en casa. Ventajas del pueblo señores…

Aun nos seguimos preguntando por qué todas las abuelas guardan todos sus hilos, agujas y dedales en una caja de galletas de latón

¿Que ley no escrita ha hecho que todas las abuelas usen eso para guardar todas las cosas de coser? Típica cajita de latón azul con las pastas del café… Si alguien tiene alguna teoría que hable ahora o calle para siempre.

Sentarte a comer sufriendo una resaca post-fiesta, mirar a tu primo y no saber quién de los dos está más jodido.

¿A quién no le ha pasado esto alguna vez? En fiestas, navidades o algún cumpleaños… Todos hemos pasado por esta situación seguro.

Las abuelas al fresco fueron los inicios de los grupos de whatsapp.

Si amigos, Jan Koum fundó whastapp y cuando vino de vacaciones a España lo vió. Y gracias a estas señoras que cada día salían a la puerta de casa a tomar el fresco o a jugar a la brisca tenemos que silenciar los 35 grupos de whatsapp que tenemos en nuestros smartphones. Mejor volvíamos a salir a la puerta de casa cada día y vernos las caras más a menudo.

Aterva la lista

8 situaciones que solo pasan en los pueblos
4.6 (92.38%) 21 votos

Loading Facebook Comments ...