La Guardia Civil ha detenido al presunto autor del hurto de 36 cerdos en la explotación ganadera de Turégano en la que trabajaba.

[adsense]

Al parecer, el trabajador aprovechaba los fines de semana que le correspondía trabajar para sustraer uno o dos cerdos, los sacrificaba en la misma explotación sin levantar sospechas, ya que los contenedores de residuos de la granja siempre contienen restos de animales.

Tras las pesquisas, llevadas a cabo por el equipo de investigación de la segunda compañía de Sepúlveda de la Guardia Civil, se pudo constatar que entre los meses de noviembre y diciembre de 2016 el detenido llegó a sustraer unos 36 cerdos, según la explotación.

Después vendía la carne a particulares que residían en una franja de unos 20 kilómetros alrededor de su domicilio, situado en el municipio segoviano de Sebúlcor. El detenido hacía uso de una maceta de albañil para la matanza de los cerdos, por lo que además causaba un sufrimiento innecesario de los animales.

Vecino de Sebúlcor detenido por el presunto hurto de 36 cerdos
Valora este artículo

Loading Facebook Comments ...