Desafio 2018, un largo viaje hacia Cantalejo en ciclomotor

Javier Moreno 09 ENE 2018 ,

Una aventura que un grupo de moteros repite cada año para llegar hasta Cantalejo, a La Leyenda Continua.

El Desafío en ciclomotor es una iniciativa de un grupo de moteros Cántabros que año tras año les une para recorrer cientos de kilómetros para llegar hasta las concentraciones invernales. Desde hace tres años recorren las carreteras del norte de España para llegar a Cantalejo, a La Leyenda Continua.

A los valientes moteros que salen de Santander, este año se le suma otro grupo que lo hará desde A Coruña. ¡Mucho valor!

Este año, como no podía ser de otra manera, volverán a realizar el viaje hasta el nido briquero. Ya tienen preparados sus ciclomotores, los nervios a flor de piel y unas ganas tremendas de empezar la aventura.

Hemos podido hablar con Paco García, integrante de este grupo de valientes de origen Cántabro, para que nos cuente un poquito mejor su aventura.

 

¿Como se os ocurrió la idea de recorrer tantos kilómetros en estas motos tan peculiares?

Por un sueño de adolescente que en su momento no se cumplió. Surgió en el año 2011 durante un programa de radio que hacíamos, Motorock, comenté a mis compañeros que quería hacerlo y nunca imaginé lo que después ocurría. Se fueron apuntando amigos y oyentes del programa y sin darnos cuenta eran 12 los ciclomotores que se ponían en ruta.

 

Con todas las concentraciones invernales que hay en la península… ¿Por qué este viaje hacia Cantalejo?

Por una cuestión de amistad y de las cosas bien hechas. A lo largo de los años hemos ido cambiando de ubicación, siempre en la misma fecha, es la primera del año y hay muchas ganas de salir a rodar y ver a los amigos.

 

Tanto recorrido y con la climatología tan adversa… ¿Que es lo peor de este viaje?

Lo peor es que solo es una vez al año (comenta entre risas)

Desafío 2018

 

Muchas adversidades son las que tenéis por el camino pero seguro que hay muchos momentos buenos también. ¿Qué es lo que más disfrutáis de esta aventura?

Quizás uno de los momentos más especiales sea la salida, completamente a oscuras, de noche y con los nervios a flor de piel, ver amanecer por el camino mientras todos los ciclomotores ruedan juntos como una piña, donde cada compañero guarda la espalda al otro. Las paradas para repostar gasolina, momentos para el cachondeo, las bromas y como no, en algunas ocasiones tiritar de frío.

¿Qué se siente al llegar a Cantalejo, al nido motero, cuando os reciben a la entrada y dejáis vuestras motos en el parking habilitado para vosotros?

No se puede explicar con palabras, hay que vivirlo para sentirlo, solo sé que los abrazos de los amigos te quitan el frío y te hielan los ojos.

 

Una vez en Cantalejo, con las motos aparcadas, con todo el fin de semana por delante… ¿Qué es lo que veis allí?

El reencuentro con tantos y tantos compañeros a lo largo de los años, viejas amistades y amistades nuevas, historias en las hogueras, recuerdos a los que no están y un ambiente autentico, donde los protagonistas son los motoristas que sienten pasión por sus motos.

No te pierdas...  Así se desarrolló La Leyenda Continua 2018 en Cantalejo

Desafío 2018

 

¿Cómo describirías este fin de semana de motos y amigos?

¡¡¡Alucinante!!! Todo un año esperando que llegue y pasa ‘muuu’ rápido…

 

¿Os gusta Cantalejo como nido para esta concentración?

Cantalejo tiene el nido perfecto. Dispone de un pinar en la acampada que protege del frío, un suelo que absorbe la humedad, en caso de lluvia, razonablemente. Las instalaciones son completas, con baños, duchas, bares….. El pueblo tiene un encanto especial, recorrer sus calles es echar una vista a tras a los recuerdos de las vacaciones de los pueblos de Castilla, olor a leña en la chimenea. Los pueblos amigos son una gran oferta que invita a rodar más aun en moto, para terminar volviendo a Cantalejo, donde esta nuestro nido.

Desafío 2018

 

El viaje de vuelta debe ser duro, después de unos días así supongo que será uno de los peores momentos para todos los moteros. Para vosotros con vuestras motos debe de ser aún más… ¿Como lo afrontáis?¿Que os da fuerza para volver con estas condiciones climatológicas y recorrer tantos kilómetros?

No siempre volvemos sobre las motos todo el trayecto, precisamente por las condiciones climatológicas, unidas al cansancio, no sería seguro llegar de madrugada a Cantabria. El viaje suele durar entre 10 y 12 horas y el lunes hay que trabajar.

 

Este año, aparte de Santander, se han animado a realizar el desafío desde A Coruña. ¿Cómo surgió esa idea?

Uno de los compañeros de A Coruña vino solo hace 2 años a lomos de su Derbi Variant a Cantalejo y allí compartimos el fin de semana. De vuelta a Galicia nuestro amigo Ivan, comento la experiencia vivida a sus compañeros de Motards Coruña y pronuncio aquella frase tan nuestra “no hay huevos” ¿Animaríais a que más gente se uniera a este desafío desde otros puntos de la geografía española? Si por supuesto, animaría a todo el mundo a bajarse de la moto grande, aunque sea una vez, y disfrutar la experiencia a lomos de estas pequeñas máquinas. De hecho el año pasado estuvieron unos compañeros de Valencia a lomos de sus vespinos.

 

Desde Viloriosierte.com queremos desearos un buen viaje a todos, que lleguéis bien y con esa alegría propia que os invade el cuerpo, que disfrutéis de Cantalejo, de La Leyenda Continua, de sus gentes y sus rincones. Os estaremos esperando con los brazos abiertos el viernes 12 de enero.

 

 

 

Desafio 2018, un largo viaje hacia Cantalejo en ciclomotor
5 (100%) 1 voto

554 visitas

También te puede interesar...